Sillares de piedra alcoriza con talla de espiga

Se trata de dos sillares de piedra alcoriza, con unas medidas de 55 x 49 x 37 cm. Ambas piezas presentan cierta erosión, fruto tanto de un posible uso de acarreo como de su incorporación a un relleno de escombros en época contemporánea. Su localización se produce durante la campaña arqueológica realizada en Torre Mocha en 2021. Aunque el contexto arqueológico es de carácter secundario (relleno de la liza del antemuro de Torre Mocha, de cronología contemporánea), sus características morfológicas y funcionales apuntan a un uso original en la zona monumental del castillo.

En ambos ejemplares, el detalle más singular lo constituye la talla en una de sus caras de un motivo espigado bastante irregular. Este motivo puede relacionarse con el sistema de anclaje de los sillares en la estructura original que los albergó, pero no se conocen otros ejemplos similares en el yacimiento. Asimismo, podría ser una talla secundaria, en momentos de reutilización de las piezas, al asimilarse a algunos ejemplos de moldes de fundición. Por el momento, este detalle permanece irresuelto.

Sobre la cronología original de las piezas, su módulo es similar al de otros sillares empleados en la fase bajomedieval del recinto fortificado, caso de las propias estructuras de la Puerta de Santa María, adyacente a la Torre Mocha.

Procedencia: Cerro del Castillo (Sector Torre Mocha) Cronología: Probablemente s. XIV (Original)