El Castillo

4500 Años de historia humana sobre el cerro del Castillo

ADÉNTRATE EN

Su historia

APRENDE SOBRE

su arquitectura

UN RECINTO

de leyendas

GALERÍA

de Imágenes

EL CASTILLO

En Red

CENTRO DE

Interpretación

El Castillo de Alcalá es el resultado de cerca de 4.500 años de historia humana sobre el Cerro del Castillo.

Los hallazgos arqueológicos más antiguos nos llevan a la Edad del Bronce (II milenio a.C.), cuando se instala un pequeño poblado amurallado en el extremo oeste del Cerro.

Sería un asentamiento dedicado a la producción agrícola de la campiña del Guadaíra, que por su tamaño dependería de alguna manera del cercano (y mayor) poblado situado en la Mesa de Gandul.

Horario

  • Lunes cerrado
  • Martes a viernes: 9:30-13:30
  • Sábados: 10-14 y 16-18
  • Domingos y festivos: 10-14

Julio y agosto

  • Lunes a viernes: 10-12 y 20-22
  • Fines de semana, cerrado

Castillo de Alcalá de Guadaíra

Centro de Interpretación del Castillo

Avda. del Águila, s/n
Alcalá de Guadaíra 41500
Sevilla, España

T. (+34) 95 579 64 74
M. (+34) 646 305 570
info@turismoalcaladeguadaira.es

Centro de Interpretación

El contenido del Centro de Interpretación muestra una amplia información sobre el propio Castillo y su relación con el territorio. Se ha aprovechado la propia arquitectura interior del edificio, donde destacamos una peculiar nave cuadrangular con tres naves con techos abovedados, tematizadas de forma que, en la pared lateral, encontramos toda la cronología del Castillo desde el punto de vista histórico desde la prehistoria hasta nuestros días y las tres naves recogen amplia información sobre la relación del propio Castillo con el territorio a través del agua, la tierra y la piedra.

Todo el contenido se refuerza con vídeos y una representativa maqueta del propio recinto, recreada como la describió el Padre Flores en sus memorias.

Un poco de Historia

Entre el 1.500 a.C y la época romana, el cerro del Castillo permanece despoblado, datándose del siglo I-III d.C. los restos arqueológicos romanos hallados.

De nuevo, desde el siglo IV al XI el cerro queda despoblado, y es con las primeras fuentes documentales que citan el «Catillo de Yabir» (Qalat Yabir) en la época de los Reinos Taifas, cuando se vuelve a tener evidencia de ocupación.

Todo lo que podemos ver en la actualidad es posterior al siglo XII, cuando el califato almohade construyó una primera fortaleza en el extremo oeste, en torno al Patio de los Silos. Después se ampliaría por la zona del Patio de la Sima,  incluyendo un baño (hammam) para la guarnición.

Tras la conquista castellana de 1247, Alcalá entra a formar parte de la línea interior del espacio fronterizo entre los reinos de Sevilla y de Granada.

En 1280 Alfonso X funda la Villa de Alcalá en la explanada este del castillo, dando lugar al primer asentamiento urbano estable en el cerro. Las murallas que protegían esta ciudad medieval sólo permitían el paso a través de la puerta de Santa María (torre Mocha) y la de San Miguel.

La Arquitectura

Su paisaje de murallas y almenas
marca la imagen más conocida del Castillo de Alcalá,
produciéndose su evolución entre los siglos XII y XVII.

Posiblemente en 1247 se produjo la construcción de
dos torres ochavadas
que constituyen un interesante ejemplo de
arquitectura «protocastellana» en Andalucía,
antecedentes de la Torre de la Plata,
construida pocos años después en Sevilla.

La Villa de Alcalá se desarrolla durante el siglo XIV en la parte superior del Cerro del Castillo, en torno a la iglesia de Santa María del Águila. Actualmente no podemos ver nada de su urbanismo,
pero la Arqueología ha localizado
manzanas de casas de grandes dimensiones .

¿Sabías que … ?

El Castillo de Alcalá de Guadaíra alberga numerosas leyendas. Te mostramos algunas.

El Águila del Castillo

Es una de las creencias más extendidas en la ciudad, y narra que la Virgen del Águila, la patrona, fue hallada por la intermediación de un águila. De haber sucedido, el episodio pudo haber sido más o menos así:

Los cristianos, que se habían hecho recientemente con el control del Castillo arrebatándoselo a los moros en la Reconquista, pasaban los días recorriendo sus nuevos dominios en el cerro del Castillo y haciéndose idea de sus posibilidades para su nueva vida.

Desde su llegada habían observado que cada día un águila sobrevolaba las murallas e iba a posarse en un mismo lugar. Extrañados por la presencia y aún más por la conducta del ave optaron por ir al lugar elegido como posadero del águila.

En este lugar, tras una breve búsqueda, encontraron enterrada una imagen de la Virgen que habría sido ocultada por los cristianos a la llegada de los invasores musulmanes. Esta Águila además de rescatar a la Virgen de su escondite, dio nombre a la advocación.

El misterio de la sima

En el Castillo hay una construcción cargada de incógnita y que a pesar de varias investigaciones permanece intacta en su misterio. Se trata de la gran sima que se encuentra en el patio al que da nombre. Es una gran construcción excavada en la roca de albero en la parte más baja del Patio.

Las interpretaciones son varias. La más ortodoxa dice que es un depósito de agua para abastecimiento del Castillo y para acceder a algún cauce subterráneo de agua. Pero hay otras valoraciones que encuentran demasiada entidad en la construcción para que se trate de ello. El caso es que actualmente se encuentra llena de escombros y basura.

En varias ocasiones se ha intentado llegar a su fondo. Varios obreros trabajaron en ella, pero tras profundizar mucho en ella no alcanzaron su fondo. A la espera de que se desentrañe el misterio las valoraciones son muchas. Hay quien habla de que es el inicio de una red de túneles que llevaba hasta el exterior del Castillo, permitiendo a sus moradores huir en caso de acoso o bien a los más valientes conseguir agua u otros elementos para seguir resistiendo a quienes asediaran la fortaleza. E incluso yendo más allá, se habla de que en su fondo está un gran tesoro escondido por un rey moro.

La princesa mora

Cuenta la leyenda, que en la torre más fuerte del Castillo de Qalat Chábir vivía la princesa Alguadaira, joven musulmana hija del alcalde del Castillo. El padre de ésta, la había prometido en matrimonio al musulmán Abul-Suleiman. Sin embargo, la princesa se enamoró de un cautivo cristiano preso por las tropas musulmanas, Garcí-Meléndez. Todos los días la joven princesa acudía a escondidas hasta la mazmorra donde estaba prisionero para ver al joven amante castellano. Un día decidió liberarlo y escapar con su amado por la Puerta de Sevilla o de la traición (pues traicionó a su padre, el cual la había prometido en matrimonio a Abul-Suleiman).

Cruzando el río en barca, y en la otra orilla se encontraron con Abul-Suleiman, que apuñaló de muerte a la princesa. La sangre de la joven se mezcla con el agua del río, pasando a formar parte de él. Desde entonces el río toma el nombre de la princesa.

Los presos del Castillo

El Castillo es un conjunto constructivo que ha tenido una vida apasionante. En sus siglos de uso ha servido de fortaleza, vivienda, vigía o prisión. Este último caso ha deparado algún episodio de singular crueldad.

El aljibe fue la prisión de Diego García de Padilla. Durante meses vivió en el depósito de agua temiendo ahogarse cuando el agua de lluvia lo llenaba.

En uno de los depósitos subterráneos de trigo del patio de los Silos estuvo encerrado el obispo Juan de Cardellac por su oposición al rey Pedro I; allí estuvo durante años y fue liberado cuando ya estaba al borde de la muerte y completamente loco. En las paredes de su prisión permanecen las huellas dejadas por el preso con marcas de los días y semanas que allí pasó.

Otros recursos que pueden interesarte

Oficina de Turismo

Harinera del Guadaíra

Avda. Tren de los Panaderos, s/n
Alcalá de Guadaíra 41500
Seville

Asistente Virtual

¿Necesitas ayuda para diseñar tu ruta por la ciudad?

Nuestro Bot estará encantado de asesorarte.