Molino de Oromana

En la actualidad solo se mantiene uno de los dos molinos llamados de Oromana. Se trata de un molino manantial. No quedan restos del molino de arriba, y del de abajo se encuentra soterrada de lodo la sala de la molienda y sótano del molino. La parte alta del molino es hoy día un bonito mirador.

Uno de los aspectos más característicos de este singular molino es la atarjea de 12 metros por uno de ancho que conducía el agua hasta la sala de molienda, asentada sobre un arco de medio punto, y que es una de las imágenes más emblemáticas de la Ribera.