Alcalá y 
la pintura

La escuela paisajista

Los cimientos de la escuela paisajista alcalareña están labrados, en buena medida, por los viajeros y artistas que pasan por la localidad desde comienzos del siglo XIX.

Al igual que ocurrió con otros puntos de Andalucía, Alcalá de Guadaíra se convirtió en un imán para los rastreadores de la historia, el patrimonio y los rincones pintorescos.

Estos viajeros eran, por lo general, diplomáticos, políticos, escritores, pintores, o, simplemente, miembros adinerados de la aristocracia o la alta burguesía europea, que inauguraron por esas fechas un nuevo concepto: el “tour” o gira de ocio.

Galería de obras

Exposición permanente

En el Museo de Alcalá de Guadaíra se exponen las principales obras de paisajismo de la Colección Municipal de Pintura, organizadas en cuatro salas.

Sala 1. Romanticismo

Alcalá de Guadaíra se convirtió en el siglo XIX en un polo de atracción para los enamorados de la historia, el patrimonio y los rincones pintorescos. Podríamos decir que fueron los primeros turistas, que viajaban por el mero hecho de contemplar lugares diferentes y exóticos.

En las obras expuestas se pueden ver paisajes singulares de elementos monumentales en espacios abiertos, en los que grupos de personas ataviadas “a la andaluza” dan el toque pintoresco característico de buena parte de estas obras.

Salas 2 y 3. Naturalismo

Estas salas recogen obras del período “naturalista”, que comienza a finales del siglo XIX y que se caracteriza por una nueva mirada hacia el paisaje, con perspectivas tradicionales, explora nuevos encuadres y paletas de colores, añadiendo toques sociales a través de la presencia de campesinos, pescadores o molineros.

A comienzos del siglo XX, el naturalismo conoció un importante auge en el ámbito del paisajismo sevillano, gracias sobre todo a su presencia en exposiciones y concursos, tanto nacionales como internacionales.

Sala 4. Las vanguardias

Con esta denominación se hace referencia al impacto de los nuevos movimientos artísticos de las primeras décadas del siglo XX en el ámbito de paisajismo sevillano. El naturalismo va dando paso a una combinación de nuevas técnicas, como el impresionismo, que enlazan a la escuela sevillana con las tendencias de otras capitales europeas del momento.