Arca de las tres llaves 

El Concejo de Alcalá se forma durante la baja Edad Media (ss. XIV-XV), como órgano local encargado principalmente del cobro de impuestos y la administración de justicia. Hasta 1487 se reunía en la Torre Mocha del Castillo, trasladándose en este año al entorno de la iglesia de Santiago.

Durante la Edad Moderna (ss. XVI-XVIII) el Concejo amplía progresivamente sus funciones: abastecimiento, administración de bienes «propios», beneficencia, instrucción pública, policía… 

En 1500 los Reyes Católicos establecen la obligación para los concejos de «nacer un arca donde estén los privilegios y escrituras del Concejo a buen recaudo». Ya en 1718 tenemos la primera mención a «diputados llaveros del archivo», encargados de inventariar y custodiar la documentación municipal depositada en el arca de la escribanía del Cabildo.