home
english
Turismo de Alcalá de Guadaíra

Ciudad y campo en la Edad Moderna

Del siglo XVI al XIX

A partir del siglo XVI Alcalá de Guadaíra experimenta una importante transformación. La Villa medieval intramuros (barrios de Santa María y San Miguel) se extiende fuera de las murallas, mientras que las antiguas collaciones serían progresivamente abandonadas. ¿Por qué ocurre esto? La principal causa sería precisamente el aislamiento que otorgaban las murallas a la Villa, y que dificultaban las comunicaciones y los suministros desde el exterior. A ello se unirían varios brotes epidémicos, que terminarían por "vaciar" Santa María y poco después San Miguel.

Ciudad y campo en la Edad Moderna
Vista desde el Cerro del Castillo

El abandono de la Villa se produce en paralelo al del Castillo. Aunque la fortaleza alcalareña siguió teniendo alcaides nombrados por el Concejo de Sevilla, el Castillo se hallaba ya parcialmente abandonado en el siglo XVII, entrando a partir de ese momento en un acelerado proceso de ruina.

A partir del siglo XVI nuevos barrios formarían el núcleo de la Alcalá actual. A partir de este momento, la mayor parte de los nuevos asentamientos se producen en zonas relativamente bajas, junto a los caminos de comunicación con Sevilla, la Campiña y el resto de Los Alcores. Uno de los primeros barrios extramuros sería el de Santiago, en la falda oriental del Cerro del Castillo. Otros desarrollos de esta época son las zonas de San Mateo y San Sebastián, más alejadas.

Ciudad y campo en la Edad Moderna
Panaderos esperando al tren

A finales de la Edad Moderna, los núcleos dispersos de la población alcalareña se unirían para conformar el centro histórico de la ciudad, situado a lo largo del camino de comunicación con Mairena del Alcor. En torno a la ciudad existía un ruedo de huertas, que a lo largo del siglo XIX serían progresivamente urbanizadas, como paso previo al desarrollo de Alcalá a comienzos del siglo XX.

A lo largo del siglo XIX, Alcalá de Guadaíra se consolidaría como agrociudad de la periferia sevillana, con un importante papel en el abastecimiento agrícola de la capital. Este desarrollo económico se relaciona con la importancia de las haciendas de olivar y cereal situadas en el término alcalareño, con un origen entre la Edad Media y el siglo XVIII. Asimismo se mantuvo la importancia de la industria de transformación, centrada en la producción de harina y pan. Es ahora el momento en que conoce su gran desarrollo la industria panadera de Alcalá, con un elevado número de tahonas (obradores de pan) censados en el casco urbano. A los numerosos molinos situados en el curso de Guadaíra se añaden otros en los cursos de los arroyos circundantes (molinos de Marchenilla y Gandul, molinos de La Tapada y Oromana, etc.).

Un factor clave en el desarrollo de esta industria y su comercialización sería la llegada del ferrocarril a Alcalá, a partir de 1873, que llegaría a conocerse durante el siglo XX como el "Tren de los Panaderos".

Nuestros Molinos

Pasee por nuestros molinos, conozca el pasado panadero de nuestra ciudad y el patrimonio único que guarda nuestro río.

Álbum Fotográfico - Castillo

Mirar en Alcalá es llenar la retina de fotografías. Sus ojos enmarcarán instantáneas a cada paso. Entre en nuestro álbum fotográfico.
créditos · condiciones de uso · política de privacidad · RSS sindicación de contenidos · accesibilidad · mapa del web · contacto
home · conoce alcalá · agenda · guía turística · oficina virtual · profesionales · participa
Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (www.ciudadalcala.org)

WAI-AA